Una obra de arte, un espacio único

Boutique Hotel Lola ****

> Can Pastilla, Mallorca (España)

   
   Renders_ Carlos Widman
   Año_ 2018

Travelers of arts Reforma Integral del hotel Boutique

Para la realización del proyecto a realizar en el Hotel Boutique Lola, nos hemos inspirado en Lola, un gran nombre llevado por una gran mujer. La matriarca, una mujer que por su experiencia o sabiduría es respetada por un grupo familiar o una comunidad en los cuales goza de autoridad.

Dicho nombre, nos sugiere y alude a la figura materna que todos hemos tenido o tenemos de una u otra forma, la matriarca que nos abre las puertas de su casa (el hotel) al igual que las de su corazón.

Un lugar en el que se almacenan una sucesión de pasadas y futuras experiencias, provocadoras de intensas y reconfortantes emociones y sentimientos. Vital y dinámico a la vez que relajante. En el que algunos de los elementos nos pueden transportar a tiempos pasados, pero enmarcados en un espacio contemporáneo.

Un cobijo en el que nos sentimos arropados y queridos. Se nos escucha, se nos hace sentir únicos, se nos mima, ayuda y respeta.

Partiendo de dichos conceptos, intentamos generar una poética inspirada en aquello que nos sugiere Me llaman Lola (el pasado, se hace presente), y por sus características y sus especiales cualidades divergen hacia otros conceptos también plasmados en el proyecto.

Guiños sutiles a nuestra cultura española.

Los espacios a intervenir se configuran y crean en referencia a este universo vital, en el que la armonía colorea e impregna el espacio.

Concepto

En esta ocasión, la figura de nuestra Lola imaginada, ha sido la principal fuente de inspiración y bajo este concepto trabajamos el interiorismo del hotel. Utilizando tonalidades suaves y colores saturados, maderas claras de líneas puras, generando así un aspecto recio del mobiliario pero en un ambiente ligero a su vez.

Con la obra artística gráfica, pretendemos plasmar la sinuosidad en las formas, la ligereza, frescura y espontaneidad. Transmisoras de sensaciones volátiles, atemporales y evocadoras de una personalidad arrolladora, fuerte a la vez que tierna y frágil.

La obra gráfica, pretende ser un jardín secreto del que emergen splashesgeneradores de formas sugerentes, en las que se ocultan y mimetizan figuras reconocibles e interesantes texturas.
Una explosión de tonalidades controladas y suaves, de formas inusuales, caprichosas y cambiantes. Que envuelven e hipnotizan la mirada del espectador.

La intención es la de que el cliente se sienta en su hogar, en un lugar familiar en el que se sucedan, momentos y situaciones agradables, amables y que permanezcan en su recuerdo.
Influyendo, tanto el entorno decorativo como el servicio que recibirá. Estando a su vez inmerso, en una estética contemporánea, viva, alegre y sutil.

“Yo voy por mi camino, tú tienes tu destino,
se junta en un momento con tó este sentimiento”

Canción de Pastora, no me llames Dolores llamamé Lola.